Inicio » Cultura » Chōzu, el ritual de purificación en los santuarios
“Cucharones chōzubashi” – Foto de: Ludovic Lubeigt (CC BY SA 2.0)

Chōzu, el ritual de purificación en los santuarios

En las entradas de los santuarios shintoístas, y en ocasiones en algunos templos budistas hay unas fuentes de piedra en las que los visitantes deben realizar un ritual que consiste simplemente en lavarse las manos y la boca. A este ritual se lo conoce formalmente como “Chōzu” o “Temizu”, y se hace para purificar mente y cuerpo, y a la vez para despojarse de las malas energías antes de ingresar al interior de los santuarios de Japón.

Estas fuentes que en la mayoría de los casos son de piedra, suelen tener alguna figura o estatua de alguna deidad (en muchos casos dragones), y desde su interior fluye el agua con la que se realiza esta simple ceremonia.

“Fuente de purificación” - Foto de: Thomas (CC BY NC 2.0)
“Fuente de purificación” – Foto de: Thomas (CC BY NC 2.0)

Las fuentes para realizar el chōzu cuentan con varios cucharones de madera o metal (chōzubashi) que se caracterizan por tener un mango bastante largo para poder tomar el agua con facilidad. Con estos cucharones se alcanza el agua de la fuente para lavarse las manos y la boca. La ceremonia consta solo de una serie de simples pasos que hay que tener muy presentes a la hora visitar un santuario. Veamos a continuación cómo hacer correctamente el chōzu.

Para llevar a cabo este ritual, primero tenemos que agarrar un cucharon de la fuente con la mano derecha, y con éste echarnos agua sobre la mano izquierda. Luego se repite el procedimiento, pero esta vez agarrando el cucharón con la mano izquierda para lavar la mano derecha. Una vez hecho esto, debemos pasar el cucharón nuevamente a la mano derecha, y echar un poco de agua sobre la mano izquierda para lavarnos la boca. Es importante no beber el agua en ningún momento.

Por último volvemos a echar un poco de agua sobre la mano izquierda y tirando el agua sobrante del cucharón lo volvemos a colocar en su lugar de la fuente. Una vez realizados estos sencillos pasos, ya se puede ingresar al santuario.

“Dragón de la fuente de purificación” – Foto de: ogajud (CC BY ND 2.0)
“Dragón de la fuente de purificación” – Foto de: ogajud (CC BY ND 2.0)

Antiguamente estas purificaciones se hacían directamente en un manantial, arroyo o en las orillas del rio más cercano al santuario. Incluso en la actualidad se cree que esa es la forma más correcta de hacer el Chōzu. Sin embargo, hoy en día es más común que este ritual se realice de esta sencilla manera en las fuentes. Cabe aclarar que el chōzu se hace con más frecuencia en los santuarios shintoístas que en los templos budistas, ya que en éstos el método principal de purificación se hace a través de los inciensos.

Foto de portada: “Cucharones chōzubashi” – Foto de: Ludovic Lubeigt (CC BY SA 2.0)

Sobre Darío Britez

Dario Britez es un estudiante de japonés aficionado a la cultura japonesa, con interés especialmente en las tradiciones de Japón. Es autor de un blog sobre cultura japonesa en el que escribe desde el 2012, y también practica Shodō y Aikidō.

Comentarios

comentarios


Check Also

Japón en la 44º Feria Internacional del libro

Para los amantes de la cultura japonesa, hoy comenzó la 44º Feria Internacional del libro …

Deja un comentario