Inicio » #MiAlternativa » ¿Qué llevás ahí? El mundo en una cartera
¿Qué llevás ahí? El mundo en una cartera

¿Qué llevás ahí? El mundo en una cartera

#MiAlternativaEnMiCartera

Llaves, celular y billetera. ¿Para qué cargar con más?, se preguntan ellos. La cartera no es sólo un complemento, es la base de operaciones móvil que una nómada transporta para enfrentar su extenso e intenso día en la ciudad.

La mujer japonesa solía tener un recurso adicional bajo la manga, mejor dicho, dentro del bolso. Para llevar algo extra guardaba un “furoshiki“, un recorte de tela de alrededor de 1×1 m que cuando lo requería, plegaba magistralmente dándole forma a un porta objetos a medida. Este delicado pañuelo de simples a suntuosas estampas, viene cediendo terreno a la menos romántica y globalizada bolsa ecológica y plegable.

En mi cartera no hay furoshiki (porque lo llevo puesto cuando quiero sentirme vanguardista), pero “por las dudas” tengo todo en caso de una catástrofe natural aunque sólo vaya a “mirar” al Alto Palermo: nécessaire con artículos que trascienden las fronteras del tocador -el contenido va desde tres labiales, a alfileres de gancho prontos para una expedición por el Amazonas a lo MacGyver-; documentos, tarjetas y papelitos (al menos saqué el carnet del club de “El agujerito sin fin”); estuche de anteojos; cargador de celular y crema para manos trasvasada a un pote más chico, como hago con el shampoo cuando salgo de vacaciones. Un paquete de pañuelitos descartables por terminarse y otro empezado; dos biromes (una por si me la piden prestada y no me la devuelven) o ninguna (y ahí pido prestada yo); alcohol en gel que se me hizo costumbre desde la gripe A, aunque su efectividad medicinal sea cuestionable e inversamente proporcional a su rico aroma a durazno; y un body splash ¡porque el frasco de vidrio de un perfume sería demasiado pesado para cargar!

¿Llaves, celular y billetera? Por supuesto: un mosquetón que engancha tres juegos de llaves y la Victorinox femenina de lima, pincita y tijerita; un atrevido celular sin funda (que olvido cada mañana sobre la mesa de luz); y una billetera, con otra billetera adentro cual matrioska, un billete de dos mil guaraníes “de la suerte” y, no sea cuestión que me lo reclamen en las próximas votaciones, el papelito suelto que me entregaron en las PASO. Nada que envidiarle al gato cósmico Doraemon y su bolsillo mágico: yo también estoy preparada para la aventura.

Fotos: http://stylepantry.com

 

ELIJA (si puede):

Mirá los resultados

Loading ... Loading ...
Comparte ó Comenta esta nota!

Powered by WP Bannerize

Acerca de Naomi Kina

Soy descendiente de uchinanchus (de Okinawa). Relacionista pública, asesora de imagen y organizadora de eventos. Me fascina el arte moderno, prefiero la montaña al mar, y mi pasatiempo favorito es leer el diccionario. Como a muchos, me gusta viajar por el mundo y las charlas con amigos y un buen vino. Mi leitmotiv es “sé el cambio que quieres ver en el mundo”. Lado B: me encanta la pastelería pero sufro el calor del horno. En otra vida sería ingeniera en sistemas, en ésta agradezco tener amigos ingenieros. Las palomas me dan impresión. Mucha. Lic. en Relaciones Públicas e Institucionales (UADE) Asesoramiento de imagen (Espacio Buenos Aires) Gestión integral de eventos (UADE) Pastelería profesional (Instituto Gastronómico IGA) Coaching ontológico (Instituto de Estudios Integrales - en curso) Arquitectura (UBA – la carrera me abandonó en 3° año)

Comentarios

comentarios

×