Inicio » Salud » El “umeboshi”, un alimento muy particular
El “umeboshi”, un alimento muy particular

El “umeboshi”, un alimento muy particular

Cuando tengo dolores de estómago, mi mamá siempre me recomienda comer arroz cocido blando acompañado con “umeboshi” y dejar de lado por unos días la comida habitual pesada o aceitosa. Ese consejo de sabiduría popular está muy difundido en las familias japonesas acostumbradas a consumirlo. La realidad es que el umeboshi ejerce distintas acciones positivas en el organismo:

  • Restablece el balance ácido – alcalino del cuerpo.
  • Es antioxidante, regenerador celular, mejora la piel.
  • Contrarresta la fatiga física y cerebral.
  • Contrarresta la irritabilidad, la ansiedad nerviosa, la intranquilidad.
  • Mejora el sistema inmune.
  • Regula y estimula el intestino.
  • Sirve para contrarrestar las resacas.
  • Tiene efecto hepático-protector.
  • Estimula y restaura el apetito.
  • Alivia dolores estomacales y úlceras.

 

umeboshi2

Pero, ¿qué es el umeboshi? Se trata de unas ciruelas verdes japonesas deshidratadas y encurtidas luego en sal. Las ciruelas verdes se dejan secar sobre esterillas de arroz durante varios días, día y noche al aire libre, hasta que se vuelven más pequeñas y arrugadas. Se empacan así en barriles, se espolvorean con sal marina y se las deja macerar colocándoles un peso encima.

Cuando la maceración es corta, las ciruelas adquieren un color amarillento y su pulpa es todavía firme; en períodos más largos de 2 ó más años de duración, se ponen más blandas y ganan en calidad y propiedades. Tradicionalmente se dice que los mejores umeboshi provienen de la prefectura de Wakayama, porque es una zona bendecida por temperaturas templadas y abundantes lluvias durante todo el año que permiten obtener las mejores ciruelas para umeboshi.

Durante el período Edo (1603-1867) se popularizó el uso de las hojas de shiso rojo (perilla) que les da ese color característico rojo fuerte y que le aporta gran cantidad de minerales, en especial, de hierro; además el shiso tiene de por sí propiedades antibacteriales y conservantes que contribuyen al proceso de elaboración del umeboshi.

 

Unos umeboshi presentados con las hojas de shiso rojo que le aportan el color y muchos minerales

Unos umeboshi presentados con las hojas de shiso rojo que le aportan el color y muchos minerales

 

Pero se preguntarán ¿por qué es bueno el umeboshi? ¿cuál es su valor nutritivo? El umeboshi contiene dos veces más proteínas y minerales que otras frutas. El calcio (65 mg / 100 g), hierro (130 mg / 100 g) y fósforo (2,7 mg / 100 g) son especialmente abundantes y contiene a su vez, buena cantidad de ácidos orgánicos, en particular de ácido cítrico y fosfórico.

Éstas son algunas de sus muchas propiedades como alimento:

  • Ayuda a restablecer el equilibrio ácido-alcalino, siendo el alimento alcalino más potente.
  • Al generar un medio interno equilibrado, evita la oxidación de las células y favorece su regeneración y el rejuvenecimiento.
  • Contiene ácido cítrico que neutraliza la acidificación de la sangre y mejora la habilidad del cuerpo para absorber y asimilar el calcio.
  • El ácido cítrico metaboliza el exceso de azúcar y lo convierte en energía, con lo que contrarresta el cansancio y la fatiga física y cerebral derivada del exceso de azúcar no metabolizada.
  • Al depurar hígado y vesícula evita el dolor de cabeza del tipo biliar.
  • Al neutralizar la acidez evita la pérdida de calcio y manganeso con lo que contrarresta la irritabilidad, la ansiedad nerviosa, la intranquilidad y los brotes violentos.
  • Mejora el sistema inmune y restaura el metabolismo del organismo.
  • Regula y estimula el intestino, útil en casos de diarreas y en estreñimiento.
  • Mejora la piel. Su efecto desintoxicador evita que el cuerpo trate de eliminar las toxinas por la piel.
  • Ayuda en las digestiones pesadas, muy valioso para contrarrestar las resacas.
  • Náuseas, vómitos, acidez son fácilmente contrarrestadas por el efecto cohesivo y hepático-protector.
  • Estimula y restaura el apetito, mejora la asimilación digestiva y remineraliza.
  • Alivia dolores estomacales y úlceras.

 

umeboshi1

La mejor forma de consumirlo es el umeboshi entero (no olvidarse de descartar la semilla) acompañado con arrroz; su sabor es entre ácido y salado y si resulta muy fuerte se puede lavar con agua fría. Para las personas con hipertensión es necesario asesorarse antes de comerlos, pero para eliminarles aun más la sal, se puede poner el umeboshi en agua caliente y dejarlo unas tres horas y repetir el procedimiento un par de veces más hasta que se retire la sal. Aunque hay otras variedades menos saladas, como las maceradas en caldo “dashi” o con miel.

¿Te animás a probarlo? Siempre hay alguna abuelita “masterchef” que preparó los umeboshi con su receta “secreta” y los vende en las ferias japonesas (sino se consiguen en los negocios de alimentos japoneses/orientales).

Fotos:
de portada, vía Clearspring
Bowl de arroz cocido con umeboshi, vía kojikisan
Umeboshi con hojas de shiso, vía Asahi Imports
Comparte ó Comenta esta nota!

Acerca de Mónica Hashimoto

Licenciada en Periodismo y Comunicaciones. Editora General de Alternativa Nikkei. Periodista, redactora colaboradora para Clarín, Diario Uno, La Plata Hochi, Urbano Nikkei. Traductora e intérprete de español/japonés - japonés/español para empresas como Nutral SA., Marubeni Argentina, Interlenguas, ZF Sachs Argentina, Toyota Tsusho Argentina, Master Trim Argentina. Traducciones para particulares.

Comentarios

comentarios

charla-informat-japon

×