Inicio » Actualidad » A 4 años del tsunami en Japón
A 4 años del tsunami en Japón
Costa de Rikuzentakata, ciudad que fue arrasada por el tsunami del 11 de marzo. Foto de M. Laura Martelli

A 4 años del tsunami en Japón

El 11 de marzo se cumplen 4 años desde el terremoto y tsunami en Japón. El coraje y la perseverancia de los sobrevivientes en sus esfuerzos para seguir adelante es un ejemplo para el resto del mundo.

Eran las 2.46 p.m. cuando el terremoto de magnitud 9.0 sacudió a Japón, generando como consecuencia el devastador tsunami que azotó la región de Tohoku: más de 15 mil muertos, unos 3 mil desaparecidos, más de 5 mil heridos y cerca de 338 mil evacuados, según información de la Agencia Nacional Policial (NPA) y datos del gobierno japonés.

En una entrevista durante mi visita a Rikuzentakata, una de las ciudades afectadas por el desastre en la Prefectura de Iwate, Keiko Okamoto, miembro de la organización SAVE TAKATA, mencionó que la gente piensa en el día a día para no deprimirse y que se ayudan mutuamente para sobrellevar la situación. Como hay voluntarios que viajan hasta allí para ayudar en la recuperación de la ciudad, les da ánimo para seguir adelante y no sienten que están solos.

Cuando visité esta ciudad, en abril del 2013, todavía no se había construido ninguna vivienda para que los sobrevivientes que estaban en casas temporales pudieran tener su propio hogar. Había dificultades con la venta de tierras para la construcción y por eso a muchos les resultaba difícil mirar el futuro con esperanza. Afortunadamente, en octubre del 2014 comenzaron a construir el primer complejo de viviendas luego del desastre.

El Complejo Shimowano se alzó sobre un terreno levantado a 12 metros sobre el nivel del mar donde había pasado el tsunami. Son dos edificios de hormigón de 5 y 7 pisos con 120 departamentos de 1 a 3 habitaciones. Esto fue una buena noticia para la comunidad, ya que hacía más de 3 años que muchos residentes estaban viviendo en casas temporales y resultaban muy pequeñas para que una familia entera pudiera vivir cómodamente.

 

Complejo Shimowano - Foto de Foreign Press Center Japan

Complejo Shimowano – Foto de Foreign Press Center Japan

 

Otro emprendimiento reciente en Rikuzentakata fue el Proyecto Marugoto, lanzado en abril del 2014, que tiene como objetivo promover el turismo en la ciudad. Ofrecen a los visitantes la oportunidad de trabajar con agricultores locales, artesanos o pescadores en sus actividades diarias.

Antes de este proyecto, se había llevado a cabo otro emprendimiento turístico con el “Pino Milagroso” o también conocido como “Ipponmatsu” en japonés. Es el símbolo más conocido de la ciudad. Se trata del único pino de los 70 mil que formaban el Parque Nacional de Rikuzentakata, que sobrevivió a la fuerza del tsunami. A pesar de que en el 2012 las raíces del árbol fueron dañadas por el agua salada, se tomó la decisión de conservarlo como “símbolo de esperanza”.

 

Pino Milagroso "Ipponmatsu" - Foto de M. Laura Martelli

Pino Milagroso “Ipponmatsu” se convirtió en el símbolo de esperanza – Foto de M. Laura Martelli

 

Desde la catástrofe del 2011, el alcalde de esta ciudad, Futoshi Toba, se mostró positivo para que la gente la visite y vea con sus propios ojos los esfuerzos de los habitantes para avanzar en la recuperación. Toba nombró a Amya Miller como Directora global de Relaciones Públicas de la ciudad para poder enlazar al pueblo con el resto del mundo.

En un artículo del Japan Times del 7 de marzo de 2015, Miller expresa la importancia de que voluntarios puedan visitar la ciudad, conocer a la gente y formar conexiones con los residentes:Rikuzentakata pretende convertirse en una comunidad inclusiva y abierta para acoger a personas de todos los ámbitos de la vida (…) Nuestro mensaje es simple: Ven a visitar y a conocernos” (The Japan Times Online).

Aquí perdieron la vida 1800 personas luego de la catástrofe. Las heridas psicológicas tardarán más en sanar que los daños materiales y por eso, como Keiko-san había expresado, la sensación de no sentirse solos es importante para seguir adelante.

La magnitud del desastre fue muy grande para hablar de una recuperación total en estos 4 años. Aun así, los sobrevivientes y voluntarios siguen su lucha y miran el futuro con optimismo. Por eso es importante no olvidar sus esfuerzos en este proceso de reconstrucción. Recordar lo que pasó y su lucha diaria es una forma de acompañar a Japón en su recuperación.

Referencias:
-Louise George Kittaka, “Rikuzentakata looks to future with new tourism ventures”, Japan Times, 7 de marzo de 2015.
-Foreign Press Center Japan (FPCJ): http://fpcj.jp/en
Comparte ó Comenta esta nota!

Powered by WP Bannerize

Acerca de Lic. María Laura Martelli Giachino

María Laura Martelli Giachino es Licenciada en Periodismo (Universidad del Salvador - 2015). Graduada con su tesis "La catástrofe de Tohoku. Un análisis de la reconstrucción mediática de la imagen de Japón frente al tsunami". Viajó a Japón para entrevistar a habitantes de una de las ciudades afectadas por la catástrofe, en Rikuzentakata, Prefectura de Iwate. Sigue sus estudios de japonés e inglés. Fue docente en el Instituto Privado Argentino Japonés Nichia Gakuin para el seminario de "Cultura Japonesa". Actualmente trabaja como columnista en el programa radial "Japón Hoy", en Radio Palermo FM 93.9 y es Editora General en Alternativa Nikkei desde marzo de 2016. Tiene conocimientos de Dibujo, Ilustración y Edición digital.

Comentarios

comentarios

se-busca

×